La Salud Mental en Chile es un tema pendiente, así lo consigna el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que entrega datos preocupantes sobre esta área en la vida de los chilenos y chilenas. Los datos indican que más de un millón de personas que viven en nuestro país sufren de ansiedad y aproximadamente 850 mil padecen de síntomas depresivos.

La salud mental no se remite a la ausencia de trastornos mentales y es parte integral de la salud; tanto es así, que no hay salud sin salud mental.

La campaña #Indígnate busca visibilizar el bienestar y la Salud Mental como eje central del desarrollo del país, aportando insumos a la discusión y propuestas para mejorar esta realidad. Queremos disminuir las desigualdades de acceso y calidad de la Salud Mental en Chile y promover la protección de esta en situaciones de emergencias y desastres.

La realidad en cifras:

El 17,2% de la población chilena mayor de 15 años presenta sintomatología depresiva significativa. En el caso de las mujeres la cifra asciende al 25%, uno de los porcentajes más altos a nivel mundial.

Chile es el segundo país de la OCDE que más ha aumentado su tasa de suicidios durante los últimos 15 años. Junto a Corea del Sur, somos los únicos en el mundo donde la tasa de suicidios, particularmente de niños, niñas y adolescentes, aumenta cada año, registrando el índice más alto de suicidio adolescente de toda América Latina.

Más del 25% de la población experimenta trastornos mentales, los que contribuyen de manera significativa a la morbilidad, la discapacidad y la mortalidad prematura.

Al menos el 20% de los adultos mayores sufre algún trastorno mental o neuronal.

La población con un nivel educacional bajo presenta un 10% más de síntomas depresivos que la población con nivel educacional alto.
El acceso a tratamiento de salud mental de los beneficiarios de ISAPRES es 8 veces superior al de los beneficiarios de FONASA.

El acceso y la calidad de atención en salud mental varían enormemente según el Servicio de Salud, la ciudad y la comuna de atención.

Emergencias y Desastres:
Somos el país con más alto nivel de daño en catástrofes en relación al PIB en los últimos 70 años.

En Chile el 54% de la población tiene riesgo de sufrir 3 o más amenazas de desastres de origen natural.

Entre el 30 y el 50% de la población afectada por una emergencia puede padecer algún trastorno mental leve o moderado, el otro 15% puede desarrollar algún trastorno de gravedad.

¿POR QUÉ INDIGNARSE?

Solo el 2% del presupuesto del Ministerio de Salud se destina a salud mental. Mientras la Salud Mental no sea una prioridad nosotros nos indignamos.

Necesitamos sacar el tema de la salud mental del clóset, ayúdanos a visibilizar y darle la relevancia que merece. #Indígnate tú también. Ayúdanos a continuar nuestra labor y poder ampliar nuestro impacto en toda la sociedad.

Comparte este articulo con tus amigos:
0